¿Por qué fallan tus defensas?

 

Llega el frío del invierno y con este cambio en el tiempo aparecen las gripes, los catarros y otras infecciones respiratorias. Pero, ¿por qué sucede esto? Para los médicos está claro, porque se produce una bajada en las defensas causada por la bajada de las temperaturas, especialmente cuando esta sucede de forma brusca.

Por eso es tan importante ayudar a las defensas dándoles alguna dosis extra de lo que necesitan para proteger el cuerpo de las agresiones externas. En páginas como https://www.drku.es/ encontramos una selección de complementos alimenticios que pueden ayudar en esta labor, fortaleciendo nuestro sistema inmune.

Defensas bajas y flora intestinal

Otra de las causas por las que las defensas pueden verse afectadas es porque haya una carencia de nutrientes que no permita que estén fuertes y en plena forma. Esta carencia de nutrientes puede deberse a una alimentación deficiente. En este caso, lo ideal sería corregir la dieta y aportar de manera natural todo lo que el cuerpo precisa. Pero, si no es posible o mientras no se comiencen a notar los cambios, puede ayudarse al organismo con algún tipo de complejo vitamínico que cubra las carencias existentes.

Otra de las causas por las que las defensas podrían estar debilitadas es por problemas en la flora intestinal. La flora intestinal está formada por una serie de enzimas digestivos que se encargan de procesar los alimentos y extraer de ellos todo lo positivo para llevarlo al torrente sanguíneo y distribuirlo así por todo el cuerpo. Pero si resulta que la flora intestinal está dañada este proceso no se va a realizar correctamente, por lo que las defensas se debilitarán.

En estos casos, lo recomendable es tomar algún complemento alimenticio que contenga probióticos y prebióticos para que refuercen la flora intestinal, reparen sus daños y pueda volver a realizarse la labor del intestino de una manera correcta.

El sueño, otro pilar importante

Por último, también hay que tener en cuenta el papel del sueño en todos los procesos físicos. Si no dormimos bien el organismo se resiente y eso incluye el sistema inmune. Sin embargo, hoy son muchos los que se quejan de una mala calidad de sueño debido principalmente al estrés y a la ansiedad.

Un complemento alimenticio destinado a relajar a la persona, aliviar esa ansiedad e inducir al sueño es un gran aliado para tener un buen descanso y, por tanto, un mejor estado físico general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.