Cómo cuidar la piel del envejecimiento

La piel es nuestro órgano más grande y, al igual que cuidamos del resto de nuestro cuerpo haciendo ejercicio y comiendo de manera saludable, también debemos cuidar de nuestra piel.

La salud de la piel no comienza cuando vemos arrugas, manchas solares y otras imperfecciones, sino mucho antes de que aparezcan. La prevención es, en última instancia, el arma clave en la lucha contra los signos no deseados del envejecimiento.

Sin embargo, a menudo olvidamos esto cuando somos jóvenes porque nuestra piel todavía se ve perfecta. Luego, una vez que comienzan a formarse esos signos de envejecimiento, nos vemos obligados a tratar de revertirlos o pararlos. Estamos siendo reactivos cuando necesitamos ser proactivos sobre nuestro cuidado de la piel.

Por qué es necesario cuidar de la piel

 

La piel sana está compuesta de una combinación de colágeno y elastina, dos proteínas que aseguran que la piel se sienta flexible y turgente, rebosante de elasticidad que evita la flacidez y la caída.

Mantener altos niveles de colágeno y elastina, junto con una dieta y un estilo de vida saludables, ayuda a mantener la piel radiante y joven.

Sin embargo, después de los 20 años, nuestro cuerpo disminuye lentamente la cantidad de colágeno y elastina que produce, lo que significa que algunos signos de envejecimiento pueden ser inevitables.

Menos elastina y colágeno hacen que nuestra piel se vuelva más frágil y delgada a medida que envejecemos, y más susceptible a las arrugas y las imperfecciones de la piel.

A pesar de ello, no significa que no debamos simplemente ceder ante lo inevitable. Esto se debe a que la mayoría de los desencadenantes del envejecimiento de la piel son causados ​​por fuerzas externas y la principal que puede dañar drásticamente nuestra piel es el sol.

Salir al sol con nuestra piel sin protección nos expone a los dañinos rayos UVA y UVB. La exposición prolongada a estos rayos puede tener efectos perjudiciales como envejecimiento prematuro, arrugas, manchas solares y, en el peor de los casos, cáncer de piel. La exposición a los rayos UV también puede descomponer el colágeno y afectar en su producción lo que podría causar un envejecimiento prematuro.

Otra fuerza externa que puede contribuir a los signos del envejecimiento es no cuidar activamente nuestra piel a una edad temprana. Cuando somos jóvenes y nos quedamos fuera hasta tarde o nos apresuramos a salir temprano para ir a la escuela o al trabajo, es posible que no nos tomemos el tiempo para tratar nuestra piel adecuadamente limpiándonos e hidratando todos los días.

Cuando no hacemos eso, las células muertas de la piel y las impurezas pueden acumularse en la superficie, ocultando el brillo natural y dejándonos más susceptibles a esos signos de envejecimiento.

 

El cuidado de la piel es crucial para mantener nuestra tez en las mejores condiciones posibles y evitar esas líneas finas, arrugas, tono y textura desiguales.

Como Realizar una Rutina Correcta

 

Comprometerse con una rutina adecuada de cuidado de la piel incluye la limpieza, tónico e hidratación y seguir pasos simples como quitarse el maquillaje todas las noches para ayudar a mantener una tez clara y vibrante.

Además, una de las partes más importantes de la rutina de cuidados de la piel contra el envejecimiento es el protector solar.

Sobre el rostro todos los días, sola o debajo del maquillaje, puede ayudar a proteger la piel de los rayos UVA / UVB que pueden prevenir los efectos no deseados de la exposición al sol. Además de aplicar un protector solar facial, usar un protector solar corporal también puede ayudar a mantener la piel corporal en buen estado.

La incorporación de estos productos antes de que aparezcan los signos de envejecimiento puede ayudar a mantener un cutis de aspecto saludable o restaurar una apariencia juvenil. Cuidar la piel hoy ayudará a evitar que se formen imperfecciones mañana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.