Problemas con el alternador del coche

No todos son expertos en mecánica por el hecho de tener un coche, así que no hay problema si no es un manitas. Pero si es bueno conocer al menos las funciones básicas de un componente y cómo saber cuándo está presentando fallos. Una de las piezas que debe dominar un poco es el alternador, porque un fallo en él podría dejarlo tirado en la calle.

El alternador es un dispositivo que se encarga de que la energía mecánica generada por el motor se transforme en energía eléctrica, la cual es utilizada para alimentar tanto el sistema eléctrico como otros sistemas del coche, aparte también ayuda a que la batería se recargue. Es primordial que se mantenga su buen funcionamiento, ya que de él dependen muchos elementos del vehículo, si presenta fallos es muy probable que ni siquiera encienda el coche.

Según el uso o abuso que se le haya dado al alternador, dependerán los problemas que pueda presentar. Algunas señales que pueden ayudarle a detectar las posibles averías del alternador son:

Luz del alternador: en el cuadro de mandos el ícono del alternador se ilumina cuando hay averías, pero debe ser verificado en un taller para asegurarse que no sea otra razón del fallo y se vea reflejado en el comportamiento del alternador.

Ruidos: si al poner el coche en funcionamiento escucha ruidos generados por el alternador, es preferible acudir a un taller antes que a cualquier otra parte para evitar quedarse varado.

Sistema eléctrico: se presentan fallos en el funcionamiento de las luces y demás dispositivos eléctricos, sucede cando el alternador tiene alguna avería y no recarga correctamente a la batería.

Batería baja: si la batería está baja de carga es posible que sean fallos del alternador, para comprobar si se trata de este, se debe revisar si está por debajo de los 12V estando el motor apagado el problema es la batería, si estando encendido está a menos de 13V, el fallo sería por alternador.

La mayor parte de las veces las averías del alternador está asociado a una batería defectuosa o que esté débil, que existan malas conexiones eléctricas, que el cable de la batería esté mal conectado a tierra, que la correa no esté bien ajustada o tenga desgastes. En ocasiones se debe a al iniciar incorrectamente el motor con ayuda de otro coche, ocasionando picos de tensión.

Es mejor reparar a tiempo antes de que la avería se agrave, una buena alternativa es utilizando piezas de segunda mano para reponer las piezas que se deban sustituir. Podría buscar vía online en una central de desguaces donde puede especificar marca y modelo, por ejemplo un despiece golf 4, Jetta 3, etc., en poco tiempo habrá conseguido lo que necesita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.